Las algas o verduras marinas

Sí que es verdad que, cuando vamos a determinados restaurantes de nuestra ciudad y vemos en la carta la extensa tipología de algas existentes como nori, agar-agar, espirulina o kombu, nos animamos a probarlas porque nos gusta experimentar con nuevos sabores.

Sin embargo, cuando se trata de introducirlas en nuestro día a día nos mostramos reacios, ya sea porque no sabemos dónde encontrarlas o porque no sabemos cómo consumirlas.

Pues bien, deja atrás tus miedos porque existen grandes motivos por los que las algas deben pertenecer a tu dieta, Ya que nos quitan lo que nos sobra y nos aportan lo que nos falta. Las algas, cuyo origen se sitúa en la gastronomía asiática, son auténticos tesoros alimenticios.

 Aquellas personas que quieren cuidar su cuerpo las incluyen en su dieta. Estas verduras de mar nos aportan muy pocas calorías, pero una gran cantidad de minerales como el calcio, el magnesio, el yodo, el potasio o el fósforo entre otros.  No obstante, debido a la gran cantidad de yodo no es recomendable consumirlas en exceso.

A continuación, os detallamos las propiedades, beneficios, cómo usar y algún dato más sobre el alga Nori, el Agar- Agar y el alga Kombu.

ALGA NORI

PROPIEDADES:

– Riqueza de minerales:Al igual que el resto de algas marinas, el alga nori destaca por su alto contenido en minerales con abundancia de yodo, hierro, calcio, fósforo y potasio, entre otros.

El alga nori también destaca por su riqueza vitamina A y vitaminas del grupo B (B1, B2 y B3). Contiene cantidades pequeñas de Vitamina C.

– Proteínas: El alga nori contiene en su composición una proporción elevada de proteína,  aunque hemos de tener en cuenta que las cantidades de alga recomendadas son pequeñas, por lo que hemos de considerar siempre otras fuentes proteínicas en la dieta.

– Grasas: El alga nori apenas contiene grasas. Esto, junto con el hecho de que el yodo estimula el metabolismo, hacen de este tipo de alga una gran aliada en dietas de adelgazamiento.

– Carbohidratos y fibra: Como ocurre con prácticamente todos los vegetales, el alga nori contiene, en su mayor proporción, hidratos de carbono de lenta asimilación (es decir, de los buenos), destacando el beneficioso efecto de su fibra.

BENEFICIOS

Es de gran ayuda para :

Adelgazar: Ayuda a adelgazar en caso de obesidad.

Colesterol: Ayuda a reducir las grasas y la tasa de colesterol.

Defensas: Para estimular el sistema inmunológico en caso de gripe, bronquitis e infecciones de todo tipo.

Caída del cabello: Para prevenir la caída del cabello gracias a sus vitaminas.

Digestión: El alga nori es un alimento muy digestivo que ayuda en el metabolismo de los alimentos.

Vista: Para alteraciones de la vista por su contenido especial en Vitamina A.

Intestino: Para la salud del intestino y repoblar la flora intestinal.

Sistema hormonal: Como estimulante del sistema hormonal en caso de hipotiroidismo.

Deportistas: Por su riqueza en nutrientes está indicado en las dietas para deportistas.

Desnutrición: En caso de seguir una dieta deficiente, aporta un conjunto de nutrientes esenciales.

CÓMO USAR

Estas son algunas formas en las que podemos usar el alga nori:

En ensaladas: Remojar levemente durante unos minutos y añadir a la ensalada

En sopas y purés: Añadir a la cocción en el último momento (dejarla cocer solo unos minutos)

En bolitas de arroz: Recortar una lámina en cuadrados y tostar durante unos segundos, a fuego lento, directamente en la sartén, sin aceite. Luego, hacer bolitas de arroz y cubrir cada bolita con dos cuadrados de alga tostada (uno por debajo y otro por arriba). Luego pegar bien y darle la forma redonda.

Salteada: Añadirla a un salteado junto con otras verduras y vegetales.

CONTRAINDICACIONES

Aunque en condiciones normales el alga nori es segura, hemos de tener en cuenta algunas cuestiones y consultar con el especialista en caso de:

Embarazo

Hipertiroidismo

Si se toman fármacos anticoagulantes

En caso de enfermedad autoinmune

Próxima intervención quirúrgica

ALGA AGAR-AGAR

Agar-agar, la mejor opción para gelatinizar y espesar recetas de cocina sin engordar ni un gramo y remineralizando el organismo al mismo tiempo, tiene propiedades nutricionales similares a otros tipos de alga pero, lo que la hace tan especial, es su particularidad de gelatinizar cualquier receta…

PROPIEDADES

El alga agar-agar no difiere mucho de otro tipo de algas.

Contiene una gran riqueza de yodo y otros oligoelementos.

Contiene mucha fibra, por lo que es una buena aliada en caso de estreñimiento o cuando se sigue una adelgazamiento.

Tiene un sabor neutro que se adapta al sabor del resto de alimentos con los que se combine.

Es la base para elaborar gelatina vegetal muy saludable, pues confiere una textura bastante especial a las recetas, ya sean saladas o dulces.

BENEFICIOS

Podemos introducirla en la dieta junto con otros alimentos en caso de:

Adelgazar: el alga agar-agar es muy apropiada en dietas de adelgazamiento o en caso de obesidad por su capacidad para mantener y ayudar a la flora intestinal.

Estreñimiento: Por la misma razón, el alga agar-agar es muy adecuada en caso de estreñimiento.

Remineralizar huesos: Al igual que otros tipos de alga, el agar-agar remineraliza de manera general, pues contiene gran cantidad de macrominerales y oligoelementos. Por ello, el agar-agar puede estar indicado en personas mayores, osteoporosis, debilidad, artritis, embarazo y lactancia, etc.

Hipotiroidismo: El yodo estimula el funcionamiento de la glándula tiroides y por ello el alga agar-agar puede ser beneficiosa cuando nuestro metabolismo va lento (consultar con profesional medicina en caso de hipotiroidismo).

Problemas digestivos: Las algas marinas son alimentos muy suaves y digestivos que benefician y limpian de manera general todo el aparato digestivo.

CÓMO USAR

Podemos encontrar el alga agar-agar en las tiendas de distintas formas y  usarla con dos finalidades:

Para ensalada: tan solo tendremos que remojar unas tiras en agua durante 10 minutos e incluirlas en la ensalada.

Para hacer gelatina o espesar una receta: Hay que poner en el fuego el agar-agar junto con el resto de ingredientes, dejar hervir durante 10 minutos removiendo hasta que se disuelve, retirar del fuego, y dejar enfriar.

RECETAS

Estas son algunas propuestas para usar en alga agar-agar en tus recetas:

– Patés vegetales: A la hora de hacer cualquier tipo de paté vegetal, añade agar-agar (previamente remojada durante 10 minutos) a la batidora junto con el resto de ingredientes. Le dará una textura gelatinosa muy agradable.

– Mermeladas: Tritura cualquier fruta que te guste, añade una melaza o stevia y pon a hervir junto con el agar-agar durante 10 minutos, retira del fuego y deja enfriar. Esta rica mermelada es una estupenda opción para el desayuno.

– Gelatina de frutas: Pon a hervir agar-agar en agua con melaza o stevia y canela o vainilla. Corta fruta a trocitos y añade el líquido de agar-agar… el resultado es una rica gelatina con trocitos de deliciosa fruta.

– Salsas ligeras: Para espesar cualquier tipo de salsa, simplemente añade una tira de agar-agar y deja cocer 10 minutos. Es una forma de espesar sin recurrir a las calorías de la harina de cereal o legumbre.

ALGA KOMBU

PROPIEDADES:

– Ácido algínico: depura los intestinos. Se trata de un ácido que no es digerible por el organismo humano, de modo que actúa (al igual que la fibra) como un poderoso depurador de los intestinos, favoreciendo la salud de la flora intestinal, aglomerando las toxinas que se encuentran en sus paredes y eliminándolas de forma natural. De hecho, son numerosas las recetas tradicionales que utilizan este alga para tratar la colitis.

– Ácido glutámico: reduce el tiempo de cocción de las legumbres. Este ácido le da su sabor intenso y característico y es el mismo ácido con el que se elabora sintéticamente el glutamato monosódico, solo que esta versión natural es infinitamente más saludable. El ácido glutámico es el responsable de ablandar las fibras de las leguminosas, lo que las hace más digeribles y reduce considerablemente su tiempo de cocción y su digestibilidad. Por eso una buena opción para incorporar el alga kombu a nuestros platos es añadirla a cocidos o guisos compuestos de legumbre.

– Yodo: estimula el metabolismo. El alga kombu es una de las más ricas en yodo, por eso debe consumirse con cierta moderación (dos o tres veces a la semana) y ser evitada por completo por aquellas personas que sufren hipertiroidismo. El yodo es un potente estimulador de la glándula tiroides, lo que acelera nuestro metabolismo y está especialmente indicado (con moderación) en caso de que se esté siguiendo una dieta de adelgazamiento.

CÓMO USAR:

El alga kombu tiene además otros beneficios en el organismo ya que mejora el sistema linfático y previene la hipertensión, por eso es una buena idea incorporarla de manera regular a nuestros platos. Este alga necesita un tiempo de cocción elevado, por lo que te recomendamos:

Utilizarla preferiblemente cuando vayas a hacer un guiso de legumbres o cereales, ya que al necesitar de todos modos mucho tiempo de cocción, ahorraremos tiempo y energía. Además, este alga ayuda a digerir y asimilar las proteínas vegetales y reduce el tiempo de cocción de las legumbres.

Otra forma de prepararla es realizando un caldo con su jugo. Para ello, debemos hervirla (al menos una hora) y añadir al final unas verduras.

Para cualquier plato que incluya alga kombu puedes dejarlas en remojo, al igual que las legumbres, durante unas horas o días en la nevera. Con esto se reducirá su tiempo de cocción.

Otra alternativa para incluir sus muchas propiedades en nuestros platos es meter unas tiras al horno a fuego medio y dejarlas unos diez minutos. Luego tendrás que utilizar un mortero estriado y molerlas hasta que se conviertan en polvo de alga kombu. De esta manera podrás incorporarlas de manera inmediata a cualquiera de tus platos favoritos.

Aquí toda la información sobre estas algas tan interesantes y sanas, si necesitas más información o ideas de recetas no dudes en comentarnos en nuestra Ecotienda ya que desde hace años estamos muy familiarizados con ellas.

Un saludo.

Familia Aranda.